La era de la digitalización dental

El diseño de los dientes está en continuo evolución. La última técnica que ahora se utiliza es la llamada CAD/CAM (Computer Aid Desing/Computer Aid Manufacturing), que significa “Diseño Asistido por Ordenador/Fabricación Asistida por Ordenador”.

 

Esto significa que diseñamos la boca “final” mediante ordenador y luego mandamos a fabricar la prótesis dental a una “imprenta” especial, llamada “Centro de Fresado o de Sinterización”.

 

Cada vez, la mano de obra que se utiliza en el proceso de fabricación de las piezas dentales es menor. Se disminuyen los errores “humanos” y se aumenta la calidad debido a la precisión de estos medios.

 

En nuestra clínica dental de Torrevieja contamos con laboratorios dentales que fabrican nuestras piezas dentales, de diferentes materiales, mediante la técnica CAD/CAM.

 

Contamos con un escáner dental extraoral  propio con toma de datos mediante láser óptico que su función es digitalizar las muestras que toman nuestras dentistas en la clínica a un archivo de ordenador.

 

Una vez digitalizada la toma de impresión, nosotras mismas diseñamos la prótesis definitiva mediante programas de diseño por ordenador en tres dimensiones.

 

Existen una gran variedad en los softwares, pero las base del diseño son las mismas. Sobre todo conseguir que el archivo digital una vez diseñado sea compatible con el centro de fresado que lo vaya a fabricar.

Hemos tendido que acudir a diferentes cursos de formación y examinar varios tutoriales de las diferentes casas comerciales hasta alcanzar el equilibrio entre la parte clínica con nuestras dentistas y la mecanización de las piezas protésicas una vez fabricadas. Cada programa cuenta con sus librerías para todos los tipos de materiales y de sujeción al diente natural, bien por implante o por cofia (busto del diente “tallado”).

 

Tras el diseño, llega la fabricación.

 

Elegir un cetro de fabricación idóneo no ha sido fácil. Aquí, las distancias geográficas no existen. La comunicación de envío es vía internet mediante email y la de recepción mediante paquetería.

 

Se abren, principalmente, dos variantes: una “fresado”, dos “sinterizado”.

 

La diferencia está en que el proceso de mecanización “fresado” consiste en desbastar un bloque macizo hasta definir la pieza diseñada. El proceso de fresado es mediante fresas rotatoria que inciden en el bloque, y su precisión depende del número de “ejes” que por fresas cuenta la máquina.

 

Y la otra variante, la “sinterizada” consiste en “crear” la pieza desde la “nada”. Es decir, mediante la inyección de capas en polvo muy finas que van creando la pieza protésica hasta su culminación. Este proceso requiere de unas instalaciones muy amplias con grandes máquinas.

 

La precisión del proceso de sinterizado es mayor que el de fresado, por eso, siempre que podemos, lo introducimos para dar la mayor calidad a nuestras piezas protésicas dentales.

 

Una vez terminado el proceso de CAD/CAM, tenemos que recubrir la pieza mecanizada con su coronación en porcelana.

 

Es el último episodio y el más crítico, ya que es la parte vista del trabajo final. Aquí, aún no tecnología está por explotar ya que es la parte artística donde nuestros protésicos luchan por que no sepamos distinguir una pieza “artificial” de la “natural”.

 

Visita nuestra clínica dental Lucrecia Botella y pregunta por nuestras reconstrucciones de prótesis dentales.

 

Te garantizamos que no serás capaz de distinguir lo artificial de lo natural.

SHARE

Comments are closed.