¿Qué es la ortodoncia invisible “Invisalign”?

Muchas personas no se atreven a sonreír por no sentirse contentos con los dientes que tienen. No sólo por el color sino por la posición de las piezas dentales, fundamental a la hora de tener una sonrisa bonita. No todos tenemos los dientes correctamente alineados y por eso nos debemos poner ortodoncia para reposicionar los dientes.

La ortodoncia invisible Invisalig es el tratamiento por excelencia más cómodo y de aspecto casi invisible que data de 1997. Es menos traumático que la tradicional ortodoncia con brackets y alambre.

No notarás que lo llevas puesto, ni tú, ni los demás.

Es una alternativa a la ortodoncia tradicional salvo que es igual de eficaz y que se termina en menos tiempo. En sólo unos meses desde el inicio del tratamiento ya se notan resultados.   

Mediante una serie de alineadores (aligners) hechos a medida para cada paciente, que se van cambiando cada dos semanas, aproximadamente (a no ser que se desee un tratamiento más lento), se va corrigiendo la posición de los dientes poco a poco de forma gradual y continua.

A través de un estudio previo se modela la imagen futura en tres dimensiones virtual de cómo será la situación de los dientes del paciente. También, antes de empezar el tratamiento se delimita la duración del mismo, que oscila entre 9 a 18 meses.

Los aligners tienen la ventaja de que son extraíbles para comer o beber, con lo que permite mantener una mejor higiene bucal: cepillarse los dientes y usar el hilo dental con total normalidad. Así, hay menos posibilidad de tener irritaciones en la boca o en las encías puesto que no hay brakets adheridos a los dientes ni alambres. Es necesario llevar los aligners de 20 a 22 horas al día.

No existen limitaciones en cuanto al tipo de comidas, pues no hay peligro frente a roturas o despegamientos.

También, el riego de caries es muy bajo, debido a la higiene de los dientes al extraer los aligners.

No se modifica la forma de tu cara con los aligners puestos en boca.

Actualmente se pueden tratar una extensa posibilidad de casos dentales que en el pasado solían tratarse sólo con brakets tradicionales: dientes excesivamente apiñados o separados, mordida cruzada, sobremordida, protursión.

Las revisiones con la ortodoncista están más espaciadas y son más cortas que con los brakets tradicionales. Sin embargo el paciente debe ser muy constante y responsable cuando extraiga los aligners para comer o cepillarse los dientes, ya que en ese tiempo no están trabajando sobre los dientes que se van a corregir, de lo contrario, el proceso se alargará no pudiendo cumplir los objetivos planificados.

Durante los meses de verano podrás disfrutar de una oferta especial en la clínica de Torrevieja.

Ven a Lucrecia Botella y descubre qué podemos hacer por ti y tu salud bucodental para que vuelvas a sonreír con total naturalidad.

SHARE

Comments are closed.